Muerdo la noche

Foolproof Tips on How to Get a Guy to Like You ★ See more: http://glaminati.com/tips-how-to-get-a-guy-to-like-you/El mar es más cálido a esta hora, las olas son suaves y tranquilas, las estrellas iluminan a la perfección tu silueta y las gaviotas hacen muy buen dueto con los grillos. El momento perfecto está hecho de detalles.

Corro de un lado al otro, con la risa revoloteando en mi garganta, mientras tú sigues mi coqueteo. Me gusta tu respuesta, ver tu rostro en contraste con la luna, esa mirada esquiva y tentadora que me invita a morderte la boca.

Me acerco lentamente sin quitar mis ojos de ti, el viento me empuja, hace que las dudas se vayas con él. Nos observamos un rato, nos conocemos más allá de las frases mecánicas. Descubro que me encanta esa marca en tu frente, el color de tu piel en la madrugada y la forma de decirme “volvamos a la cabaña”.

Todo en ti es tentador, el deseo brota sin esfuerzo ni culpa.

La madera cruje a medida que subimos al segundo piso. Unos cuantos pasos más y la terraza nos acoge con su vista y su aroma a verano. Como una niña chiquita me acomodo en tus brazos, se siente tan bien, tan normal, como si mi cuerpo hubiera sido creado para acurrucarme en ti. Disfruto la tranquilidad que transmites, tu respiración en mi oído provoca una paz que nunca había experimentado.

La reacción de tu piel al tacto de mis dedos me vuelve loca. Recorrer tus labios con mi pulgar, seguir la línea de tu mentón, revolver tu cabello para atraerte hacia mí. Besarte con un piquito inocente. Respirar el momento de forma lenta, volvemos a rozarnos, ahora un beso suave, lento, corto para mirarnos y regalarnos una media sonrisa. Tu brazo me aprieta hacia ti y las ganas explotas como hace unas horas atrás. Nos devoramos la noche y todo en ella. Dibujamos el recuerdo de este día. 

 

 

Anuncios