Historias

Te tengo en lo general

beach_bonfire_by_chloeeeelynnee97-d6pj55cNo recuerdo muchas cosas, constantemente olvido el detalle que lo define todo, por eso siempre tengo una idea general de los hechos y obvio tú no eres la excepción a la regla.

La vista me es suficiente para perderme en mi misma, el sonido de las espumosas olas contra las rocas silencian algunas de tus frases de mierda, pero cuando el atardecer se hace presente llegas, me volteo para saludarte o para apoyar mi cabeza en tu hombro… y ya no estás.

No sé por que me sorprendo, hace mucho tiempo que te has ido esfumando y claramente es gracias a mi cerebro que funciona a cinco metros de la realidad. Lo primero que perdí fueron las razones de nuestras peleas, sólo me han quedando aquellas palabras que se te marcan en la piel, esas que son una carga que te van hundiendo… Y mi amor, yo me estuve ahogando por mucho tiempo.

Luego tu cuerpo fue desapareciendo. Poco a poco ya había olvidado las partes que disfrutaba recorrer, los rasgos que te hacían únicos. Estoy casi segura que amaba tu rostro, pues cuando miro las fotos y te observo en ellas siempre digo que me volvería a fijar en ti una y mil veces. Me gusta sentirme así cuando creo que te veo por primera vez, sin embargo el sentimiento no dura mucho porque recuerdo tus manos, tus brazos fuertes, anchos y mi mente se llena de huellas.

La luna juega con un tranquilo océano, las fogatas a mi alrededor se van tomando la arena y toda esa juventud que funciona gracias a las notas de una guitarra se mueven ante mí en cámara lenta. Me siento en medio de un ritual, alejada física y mentalmente del mundo, desde aquella vez que me siento así. No puedo lograr que lo poco que me queda de ti viva en paz con esta nueva vida.

Cómo atrapar lo humano para no dejar que se me escape con cada día que pasa, con cada cosa nueva que hago. Quiero tenerte conmigo, de verdad que sí, mas las sobras que van quedando de los llantos por las noches se encargan de querer seguir olvidándote.

A veces pienso que es un poco injusto, te has ido y todos creen que por eso ahora eres bueno y no es así. No fuiste lo suficiente porque fue lo primero que se borró en mi mente. Lo que sucedió no altera tu pasado y eso me mata. Se supone que debo sentir pena, tristeza incluso hasta melancolía, pero no.

Mis sentimientos no han cambiado, ni el paso del tiempo ni las circunstancias han podido borrar la idea general que me quedó de ti. Puedes estar a 300 kilómetros de distancia y yo continúo queriendo arrancar, de intentar salir a la superficie aunque sigas jalando para arrastrarme más al fondo.

Ya no me queda ningún detalle, sólo la percepción global de lo que fue nuestra relación y si bien la gente cree que eres digno del cielo, sé perfectamente que estás a 300 kilómetros lejos de eso… Bajo tierra, en el mismísimo infierno.

Créeme, todavía lucho para verte como una especie de santo, de esos que mueren jóvenes con toda una vida por delante, pero ocupaste tanto tiempo en amedrentarme que hoy sólo te odio, y a la vez me voy odiando yo también porque no sé como sacar todo esto. Gritarlo en tu tumba no sirvió, dejarme llevar por la tranquilidad del mar tampoco está funcionando, al parecer la única salida es dejar que se termine de cosechar lo que tú sembraste…

La madrugada y el olor a humedad de la playa me entregan dos opciones futuras, consumirme como las brasas de esta noche con una sonrisa mal dibujada o seguirte en tu camino, para quizás algún día verte y mandarte a la cresta como debió suceder en esta vida.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s