Historias

No pensar

tumblr_mmpgiaXogh1rwauveo1_500Respirar el rocío de la primavera a las cuatro de la mañana y darse cuenta de lo distinto que se ve el paisaje. Cuántas veces pasó por esa misma calle, con aquellas bancas que han sido protagonista de muchas promesas, verdades y mentiras. Mira a su alrededor, los edificios siguen siendo los mismos, el ruido de la madrugada sigue en sintonía y las luces siguen teniendo ese tono fúnebre, absolutamente todo sigue en su lugar, el panorama es exactamente el mismo, por más que busca no logra ver de forma física lo diferente que es recorrerlo ahora.

Se acomoda en el césped húmedo, a pesar de que no ha hecho ningún esfuerzo se siente cansada, desde aquella vez que se siente así. Se tumba mirando al cielo, ve como las nubes tienen su propio juego allá arriba, desearía poder estar como ellas, up! up! up!. Pero por mucho que duela prefiere sentirlo, vivirlo, experimentarlo hasta la última entraña y por qué no, quizás hasta disfrutarlo cuando esto se convierta sólo en una historia más que contar.

De forma inevitable los recuerdos vienen a joder el pequeño momento de paz. Los deja revolotear en su cabeza sin dar resistencia, sabe que no tiene caso, siempre están ahí por más que intente no pensar. La historia se presenta ante ella de principio a fin, es como si fuera un cuento ajeno que es fácil de memorizar, pero no. Dos hielos y un vodka son los causantes de este relato y es por ello que hoy está en busca de su nuevo trago favorito, la sola idea de emborracharse con este líquido transparente es volver a traerlo a su vida.

Cierra los ojos y se deja llevar, lo vuelve a dibujar en su mente, todo sigue tan claro, su rostro, su olor incluso su voz sigue intacta, los meses no han causado el efecto esperado y el olvido la ha abandonado por completo.

Desde el otro lado de la ventana lo ve sonreír, primero una pequeña mueca hasta terminar en una carcajada mutua, esa definitivamente era su parte favorita. Conversar de lo complicado que era cada uno la hacía sentir que encajaba, la hacía sentir normal, que todo cuadraba en ella, que ambos eran un puzzle que se armaba por si solo, sin esfuerzos, sin enredos ni dolores de cabeza. Sentía que estaban en un lugar donde la palabra entender estaba sobre valorada y el aceptarse con todos los “peros” era la cosa más fácil que podían experimentar.

Poco a poco comenzaron a apoderarse de la ciudad, a convertirla en parte de ellos, a transformarla en protagonista de su historia; aquella plaza, el parque en el que está tumbada, los muchos paraderos  que fueron testigos de verdades que ahora tienen sabor a un buen chiste, las cuadras y cuadras que recorrieron en todas las faces de un día y los bares que ayudaron a solucionar los miedos que conlleva decir ciertas frases, esas que marcan el antes y el después, esas que provocan besar más allá del hecho de sólo besar.

Besar… Besar con aquel ritmo lento y suave, con el roce perfecto para seguir pegados durante horas. Besarlo era algo así como una terapia, se sentía en paz, relajada, podía jugar con sus dedos sin resistencia y recibía respuesta con gusto. Besarlo era su forma de verlo en los detalles, en el diámetro de su labios, el contorno de su rostro, el mapa de sus imperfecciones. Besarlo era el principio del fin, era terminar con la ternura y dar paso al deseo de quererlo aún más y lo quiso mucho más, muchas veces hasta que ese querer se fue transformando en decepción.

La metamorfosis no fue lenta, de lo contrario, bastó una mañana para saber que el terreno que creía pisar estaba siendo pisado por muchas otras personas. Sin anestesia, sin explicaciones de relleno, sin frases clichés como justificativos, nada de nada. Sólo un botón que fue presionado y acabó con toda la lista de reproducción, una lista que por lo demás no quiere volver a escuchar. 

Poco a poco vuelve a ser consiente de si misma, el frío de estar sobre pasto mojado a las cinco de la mañana la ayuda en esta tarea, respira profundo y vuelve a observar su entorno y llega a la conclusión de que no quiere caminar por el sendero del recuerdo, es hora de crear nuevas historias y transformar ésta en sólo otro relato del cual escribir. Es tiempo de volver a casa, hacer una maleta y seguir… Sólo seguir y vivir.

 

– “Hay tres cosas que no pueden ser escondidas por mucho tiempo: el sol, la luna y la verdad”

 

Anuncios

2 comentarios sobre “No pensar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s