Historias

Porro

Un porro entre los dedos, la mirada fija en las figuras que va formando el humo que sale de mis labios y todos mis deseos concentrados en la persona que tengo al lado.

Con cada aspirada al pequeño pito que va de sus manos a las mías vamos entrelazando nuestros suspiros, y los vemos desaparecer entre esa oscuridad cómplice que da la noche. Cada segundo es un instante menos de la realidad que nos acorrala. Cada minuto es una oportunidad para dejar de lado las suposiciones y enfocarse en la acción.

El pasto de la plaza va creciendo alrededor de nuestros cuerpos, los transeúntes y sus mascotas van desapareciendo, haciéndose cada vez más trasparentes, más sin importancia. Ahora mis sentidos son exclusivamente de él.

Me gusta ver como su sonrisa es capaz de abarcar cualquier espacio físico. Como sus ojos pueden reemplazar perfectamente el color del cielo y como su voz puede tener la nota perfecta para una melodía. Pero lo que me hace volar aún más que la marihuana que recorre mi cerebro es su forma de hacerme cariño, desde el inocente tacto hasta el instante de perder la cordura.

La hierba se ha consumido y nosotros hemos despertado de la normalidad de cada día. Con mis dedos recorro el perfil de su rostro mientras él vuelve a recordar la curva de mi cintura.

Lentamente vamos enredándonos, vamos tomando un poco del otro hasta quedar en cero. Los efectos nos llevan al siguiente nivel, uno que nos obliga a dejar el espacio tiempo en el que nos encontramos y continuar el juego teniendo a la realidad como compañera.

La culpa de una cama con las sábanas arrancadas y la ropa interior tirada en la entrada de la habitación no es de aquel pito fumado en el parque. El único responsable de despertar y verlo a mi lado con su respiración rozándome la mejilla es que me encanta. Me encanta de todas las formas posibles. Consciente e inconsciente. Con deseo y con ternura. Con miedo y con mariposas. Sobria y con cuatro piscolas.

Conmigo o quizás siendo feliz con otra veinte años después…

Anuncios

2 comentarios sobre “Porro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s