Concepción

Crónicas de “El Averno”

El pie derecho sigue el ritmo de la música, con sus labios tararea la canción, sólo se detiene unos segundos para darle unos sorbos a su michelada, luego de eso vuelve a concentrarse en la tarea de perderse junto a Snake! Snake! Snakes! con We Come Out At Night. Cierra los ojos y ahora todo su cuerpo es parte de la dinámica.

La banda a quedado en silencio y con esto el trance de ella ha finalizado. Intenta integrarse a la conversación banal que tienen sus amigas, pero el chico de cabellos desordenados que afina su guitarra la saca de toda situación normal. La primera vez que lo vio tocar coincidió con la primera vez que pisaba El Averno. Cuando estuvo sentada allí con los ojos clavados en el escenario comenzó a reprocharse el no haber aceptado antes la invitación al bar.

Ahora todo el lugar se inunda con The Black Keys y su Chop and Change, ella esta vez prefiere perderse en los movimientos y las sonrisas del guitarrista, que según le dijo el cajero se llama Gustavo. Entre todos los coqueteos que reparte desde las luces uno va de forma exclusiva hacía la chica de la mesa doce. Desde hace unas semana sabe que entre él y la mujer de ojos verde puede resultar algo mucho más atrayente que un par de canciones.

El show ha terminado y el grupo se acomoda en su mesa vip; en ella abunda el copete, la comida, pero por sobretodo las mujeres; algunas son amigas, otras parejas, compañeras, mas la mayoría son chicas tenaces en hacer realidad sus fantasías románticas o sexuales, para eso ni el mesero se salva. Muchas hembras juntas son un peligro y eso les encanta a los artistas.

Gustavo como buen músico conocido entre los asistentes se pasea de un sector a otro saludando a las personas, eso sin soltar su kunstmann individual. Se mueve disimuladamente hasta quedar al lado de la chica que según le contó el cajero se llama Amanda. Su primera jugada fue preguntarle el nombre con su parada canchera y desinhibida que tiene, al parecer su amigo no se equivocó en aquel dato.

De manera muy fácil se une a la mesa, le pide a uno de los que atiende que le trajeran dos cervezas de litro. Todo fluye de forma instantánea, ella se deja encantar por el discurso existencial que él expone mientras se va convenciendo de que al fin lo tiene frente a frente. Después de asistir cuan fiel fan a todas las tocatas esperando que el derroche de miradas pudieran ser al fin para ella hoy todo aquello se hace realidad, y gracias a las chelas la vergüenza e incredulidad se han disipado en un cien por ciento, ahora acepta gustosa los dedos de él entre sus cabellos.

Llegó la hora en que todos los músicos abandonan su trono por un par de minutos para descender al primer piso. Sólo invitan a unos pocos afortunados y Gustavo tiene el pretexto perfecto para avanzar al siguiente nivel, es así como ambos bajan las escaleras y siguen a los demás. Cuando entran en aquel lugar yo sólo les sonrío, pues sé perfectamente que es lo que sigue en este itinerario y espero que aquella chica le guste la diversión y los sin-sentidos naturales. Pasado el tiempo normal todos se marchan. El aroma impregna la habitación.

La última en salir es Amanda, a simple vista se ve que no se unió a la diversión del resto y que fue bastante incómodo el momento. Pobre, no sabe que no es la única que contará la misma historia. Esa en donde creen ser únicas y que toda la atención se resume en sus nombres, en una canción dedicada y un par de melodías a tono con su personalidad. Tampoco tiene idea que si por alguna razón te dan todo aquello tendrás que cumplir su lema. Si quieres fiesta, tendrás que unirte a ella.

*El lugar es real. Las historias son pura casualidad.

Anuncios

4 comentarios sobre “Crónicas de “El Averno”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s